martes, 21 de abril de 2009

Blogosfera III

De: irisazul@warmmail.com
A:plumanegra@juamail.com
Asunto: ¡un año de mails!
Fecha: 3/3/2008
Mi querido Sergio:
Hace un año que estamos en contacto, mucho ha llovido desde que me enviaste ese tierno mail en respuesta a una entrada de mi blog, tan tímido entonces que no te atreviste a ponerlo como comentario. Ha habido tantos desde entonces, hemos hablado de tantas cosas, que tengo la impresión de conocerte mejor que a alguno de mis amigos, aunque nunca te haya visto, y que tú sabes más cosas mías que otros muy cercanos.
Poco más por ahora, estoy preparando una nueva entrada en el blog y tengo la comida al fuego. Ya seguiremos hablando de ese último tema, pero no quería dejar pasar la ocasión de recordar este atípico aniversario; ya sabes, esas tonterías intrínsecamente femeninas por las que a veces me dejo llevar, como recordar qué música sonaba la primera vez que hice el amor.
Un beso apresurado,
Susana

De: plumanegra@juamail.com
A: irisazul@warmmail.com
Asunto: RE: ¡un año de mails!
Fecha: 3/3/2008
Hola, Susana:
Me temo que para eso de los aniversarios soy un desastre, no me habría acordado. Echando la vista atrás, todos estos mails de ida y vuelta me han servido para conocer rincones oscuros de mí mismo que nunca antes había pisado, para sorprenderme de mi propia impaciencia al abrir el correo y, algo que nunca te agradeceré lo suficiente, para volver a escribir, como en la ya lejana adolescencia.
También a mí me ha sorprendido este mail cuando estaba rematando un poema para el blog. Espero que te guste.
Besos,
Sergio

De: alvarezabogados@luna.es

A: susanamartinez@warmmail.com
Asunto: Demanda
Fecha: 7/06/2008
Buenos días, Susana:
Tras nuestra conversación telefónica, te envío este correo para confirmarte que acepto defenderte en la demanda. En el archivo adjunto encontrarás la lista de mis tarifas, por favor, escríbeme un correo diciendo que las aceptas y envíame toda la documentación de la que hablamos, para que pueda empezar a estudiar el asunto.
Un cordial saludo,
Ángel Álvarez – Abogado

De: 01juzgado03628@libra.es
A: 01juzgado01240@libra.es
Fecha: 21/04/2009
Hola, Paco:
Te envío un expediente para esa nueva colección tuya de casos relacionados con Internet. Es uno de los asuntos más curioso de los que he tenido que ocuparme en mi ya dilatada carrerita. Una especie del “chico conoce chica” de toda la vida, pero completamente virtual hasta que se vieron por primera vez las caras en mi presencia, demandada ella por plagio.
Decididamente, me siento caduco ante tanta modernidad. Aparte de aprender lo que es un “blog”, o cuaderno de bitácora, como insistía el abogado de él, y qué tipo de cosas se escriben ahí, pude comprobar cómo dos personas desgranaban intimidades en la pantalla, desde sentimientos totalmente inapropiados hasta fantasías sexuales, sin haberse visto nunca. Cuando he revisado el DVD me ha parecido percibir un destello de sorpresa, incluso cariño, en los ojos de él, al verla por primera vez. Qué cosas.
Espero verte en la próxima reunión. Un abrazo,
Juan

Otra versión, ligeramente distinta y sensiblemente más corta, de la misma historia
Ya en el estrado, la juez enrojece al leer los papeles del asunto siguiente y confía en el maquillaje. Empieza la vista, demanda por plagio en un blog. Con un gran esfuerzo de concentración, consigue no dirigirse a ellos por sus nicks. Afortunadamente, nadie menciona el suyo, "orquídea".

15 comentarios:

Viktor dijo...

Qué manía con ser tan explícita y dar tantos detalles (no sea que el lector piense lo que no debe: todo controladito). El mail entre los del juzgado es infumable: nadie escribe semejantes mails en ese contexto. Y la versión del final, con lo de "orquídea"... terrible. La idea no es tan mala (cómo va a serlo, si en el fondo viene de mí :-)), pero el tema exigía otra cosa. Faltan, por ejemplo, los mails insultantes entre las partes, y con ellos te hubieras ahorrado esos tan formalitos del abogado y del juez. Ah, y lo de la mirada tierna "en el DVD"...

Vaya, un poco los vicios de siempre, me temo. Tienes que arriesgar algo más. Así es como yo lo veo, al menos.

Besos.

Alicia dijo...

Pues a mí que me parecía que esta vez había dado muy pocos detalles, para mi costumbre (he ahorrado mails insultantes, al fin y al cabo)... y la orquídea final estaba destinada a eso, a ser terrible, como (casi) todos los nicks.
Y qué problema tienes con el DVD? (del juicio)
Besos

Viktor dijo...

Problema con el DVD: que alguien aprecie no sé qué en la mirada de no sé quién. Me imagino al juez enternecido parando la imagen... Vamos, inverosímil.

Detalles: das muchos y no muy necesarios. No se trata de cantidad de información, sino de seleccionar la que sume, no la que reste, cuando uno opta por un formato de relato tan breve. Esos mails pueden no sobrar en un relato más largo (que no sé si soportaría bien el formato "epistolar", pero ése es otro tema), pero, sacrificar los mails insultantes que indican un poco la génesis del problema y donde uno puede cargar la intensidad, por esos otros tan funcionariales y denotativos es una pena.

Que los nicks sean terribles es una cosa, que el modo en que describes la situación en la versión "sintética" del final pivote sobre "orquídea" (aquí ya sí que sólo nos da para un redoble, porque hay cuatro líneas, y la frase última o incluso la palabra final son la clave) lo convierte en algo grotesco. Resulta humorístico pero no lo suficiente como para que su valor sea el humorístico.

Siempre son, claro, mis opiniones. Nada que deba considerarse dogmático o siquiera digno de consideración.

Besos.

Alicia dijo...

El juez no necesita parar el DVD, ni se enternece, sólo le sorprende esa mirada cuando ve el DVD.
Y esa insistencia tuya en los mails insultantes me lleva a pensar que te va la marcha ;-)

Besos

Tordon dijo...

Permítame, estimada Alicia, felicitarle por su entrada de hoy.La historia es original, simpática y llena de espontaneidad en el modo de contarla.
Yo soy de los escépticos que creen que solo con tecnicismos no se logra captar la atención del lector.
Y es que me imagino a Cervantes (y a otros muchos) acudiendo a un taller literario para mejorar su estilo.

Saludos cordiales

Viktor dijo...

Hombre, Alicia, es obvio que me va la marcha. El asunto es que la verdadera enjundia del asunto se transmitiría, en mi opinión, mucho mejor a partir de las palabras de los implicados que de esas supuestas "observaciones objetivas" del juez romanticoide. La gradación desde la timidez inicial a la confianza posterior, al abuso de esa confianza y a la explosión del conflicto final podía haberse resumido en cinco o seis mails de una línea. Y la dinámica procesal posterior sería perfectamente irrelevante, puesto que lo que quieres destacar es que se ven por primera vez en los juzgados. La voz del juez transmitiendo ese hecho y la emoción que aparentemente causa en los implicados no puede ser más extemporánea.

Pero, vamos, ya digo que es mi forma de ver las cosas. No aspiro a conseguir imponerla, me resultaría aburrida, simplemente me parece interesante discutir sobre los textos, analizar las diferentes posibiliades.

Y, por supuesto, a nadie le parece tan execrable como a mí todo el asunto ése de los talleres literarios. Con lo soberbio que soy y lo pagado de mí mismo que estoy, como para que nadie me venga a decir cómo se escribe (¡como si hubiera un método!). Ahora bien, el "a priori" con afán supuestamente didáctico del "mira, es así como se hace" no tiene que ver con el "a posteriori" crítico (en el mejor sentido del término) del "vaya, podrías haber hecho esto".

Besos.

Alicia dijo...

Gracias, Tordon, por el halago. Éste es mi taller literario ;-)

Lo malo de los diagnósticos a posteriori, Viktor, es que para entonces el paciente ya está muerto o muy malito, y el texto escrito. Mi apriorismo aquí es que me interesaba romper por completo el tono con el mail del abogado para que el (posible) lector se preguntara de qué iba eso, y el último mail como mirada 'objetiva' de alguien ajeno a todo eso. Y que fuera el posible lector quien pusiera (o imaginara) todas las emociones.

Besos

Edmond dijo...

Pues a mi me ha gustado. Me ha parecido oríginal, no es que abunden los ejemplos de historia epistolar usando las nuevas tecnologías.

Alicia dijo...

Y éste es, en mi opinión, el medio más adecuado para difundirlos. Bueno, ahora que me acuerdo, está "El blog del inquisidor" (L. Silva), aunque tiene más blog-ladrillo y messenger que mails.

Me alegro de que te haya gustado, Edmond.
Un beso.

Velda Rae dijo...

Ya hay más de una novela por ahí escrita íntegramente con e-mails. Sólo he leído una (https://www.laislalibros.com/libros/EJECUTIVOS/L1090002207/978-84-08-03630-2) y, sin ser la gran obra literaria de las nuevas tecnologías, no se hace nada pesada y, muy al contrario, es ágil y muy divertida.

Alicia dijo...

Y ahora que me acuerdo, hace años leí un par de novelas de un ciberdetective, íntegramente mails y productos del hackeo. Sólo abandonaba la pantalla para salvar a la chica in extremis.
Si ya está todo inventado...
Besos

Velda Rae dijo...

Alicia, siempre nos quedarán los relatos híperbreves, que parecen inventados para los sms. Kndo dsprto dino stba ayi. :-))))

Viktor dijo...

No te olvides el "tdvia", Velda: es la palabra clave del cuento.

Besos.

Mery Jane dijo...

Pues a mí me ha encantado la entrada. Es verdaderamente original.

Te felicito.

Un abrazo

Alicia dijo...

Me alegro que con el último comentario hayan vuelto las vocales, su huida empezaba a preocuparme ;-)

Besos